Video: Desconectados de la realidad

Este vídeo se acerca a la cuestión de la dependencia a los teléfonos móviles y lo que supone para nosotros a varios niveles. También se analiza la diferencia entre habituación y sensibilización en nuestra vida diaria y cuál sería el proceso adecuado respecto a ello.


Palabras de Rumi

Material extraído de:  http://sabiduriasufi.blogspot.com.es/
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a3/Molana.jpg 
“No soy cristiano, ni judío, ni parsi, ni musulmán. No soy de oriente, ni de occidente, ni de la tierra, ni del mar. No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al alma del Amado. Los dos mundos han desaparecido de mi vida. No me queda sino danzar y celebrar”.

"La paciencia no significa soportar pasivamente. 
 Significa ser previsor lo suficiente como para confiar en el resultado final de un proceso. 
 Significa mirar la espina y ver la rosa, 
mirar la noche y ver el amanecer. 
 La impaciencia significa ser miope para no poder ver el resultado.  
No ver el proceso necesario para que algo que no es, sea.
 Los amantes de Dios nunca se queda sin paciencia, 
 porque saben que se necesita tiempo para que la luna creciente se llene".

" Cuando se queda sucia, embarrada y turbia, el agua se queda asombrada, como nosotros, por haberse ensuciado en la tierra.  Eleva su voz desde lo más profundo e implora al Todopoderoso.
Entonces Él la vaporiza y eleva hacia el cielo, la lleva por varios caminos en los que se purifica completamente. Después, la vierte de nuevo en la tierra, a veces en forma de lluvia, a veces como nieve, y a veces como granizo. Finalmente, la dirige hacia el vasto océano.

Acércate al Todopoderoso y purifica tu corazón de toda la suciedad,  al igual que hace el agua.
Transfórmate en lluvia.
Derrama abundancia y misericordia."
 
 "No te quejes si alguien te engaña.
 
Si alguien se enoja contigo
 o no te toma en cuenta.

O quizás no es sincero.

Has jugado cientos de juegos.

No es malo
 que alguien haga lo mismo que tú.
"

"Poco a poco desacostúmbrate,
esto es la esencia de lo que tengo que decir." 

“Si quieres conocerme, sé yo; si quieres conocer el amor, sé amor.”

"Bajo el cielo, todos pueden conocer la belleza como belleza,
porque existe la fealdad.
Todos pueden conocer lo bueno como bueno,
porque existe lo malo.

Por tanto, el tener y el no tener surgen de lo mismo.
Lo fácil y lo difícil se complementan lo uno a lo otro.
Lo largo y lo corto contrastan entre sí.
Lo alto y lo bajo se apoyan recíprocamente.
La voz y el sonido se armonizan.
Lo de delante y lo de detrás se van siguiendo uno a otro.
Por tanto, el sabio hace las cosas no haciendo nada,
enseña sin hablar.

Las diez mil cosas están apareciendo y desapareciendo continuamente,
Creando, pero sin poseer,
Trabajando, pero sin atribuirse méritos.
Cuando se ha terminado el trabajo, se olvida.
De este modo, dura para siempre."

Haikus



No hay historia,
el sonido del silencio
rompe el sueño.

***

Caen las hojas,
el árbol sigue vivo
sin llorar la pérdida.

***

Corre el viento
y las nubes lo siguen.
El canto continúa.

***

Crepita el fuego,
la noche estrellada
es inmutable.

***

Mezcla de ruidos,
se pierde la conciencia
de lo original.

***

Rugiendo el mar,
Mientras el pensar vuela.
Se comparte pan.

***

Al unísono,
Todos se lamentan
Del frío invisible.

***

Camino de huellas
No tiene final ni sueño.
Atardece.

***

Paseo de recuerdo.
Aroma de azahar;
Viento fresco.

***

Comprensión,
Atención y vigilancia,
La presa huye.

***

El castaño da su flor.
Las abejas la reciben
y danzan con él.

***

Las hojas danzan,
El viento melodioso.
Tormenta venidera.

***

Tras el ruido,
La calma atenta.
Momento presente.

***

Laboreando, laboreando,
Todo en movimiento.
La armonía riega.

***

Naturaleza agradecida.
Agua, tierra, viento.
¡Vida de primavera!

El trabajo interior, Henriette Lannes

Siempre hay algo que nos engaña o bien algo por lo que nos dejamos engañar. ;El caso más grave es que me creo alguien! Pero, en realidad, ¿quién soy? ¿Qué es yo? ¿Qué es yo soy?
http://www.grupoayudavalencia.com/images/trabajo.interior.jpg
Nuestra atención debe aprender a concentrarse en estas preguntas. Si no tengo un interrogante que se refiera a mí, hay pocas posibilidades de que experimente la necesidad de trabajar.


Ante todo, debe percibirse y escucharse un interés sincero por nosotros mismos. La mayor parte del tiempo no sabemos quiénes somos ni lo que somos, y por eso vamos a consultar a cartománticas y grafólogos.

Las preguntas verdaderas sólo pueden formularse en un medio que vive con un mínimo de palabras, sin complicaciones. Tal como soy, el yo’ verdadero no existe.

Si lo siento, ¿cómo no olvidar esta impresión? 4 

 ¿Cómo aprender a desconfiar del usurpador que vive en posibilidades de inteligencia, de verdad son reveladas a mí, que se apodera de mi vida, que la vive en mi lugar? Pero es indispensable permanecer vigilantes pues también entonces se mecaniza esta búsqueda interior y realizar un trabajo falso. 

Cada uno puede dar un contenido diferente a la palabra “Trabajo”. Nuestra atención es débil y se desvía fácilmente. Entonces somos nuevamente atrapados por las redes de nuestra imaginación.

En lo que nosotros llamamos nuestra vida, sentimos una multitud de dificultades ligadas a alegrías y penas más o menos grandes.Debemos relacionarnos continuamente con algo más real en nosotros.

En ningún momento comprendemos verdaderamente lo que nos sucede. A veces somos sensibles a las numerosas contradicciones que existen en nosotros y a nuestro alrededor. Trabajar es tratar de entrar en contacto con el desconocido que soy. Cuando tenemos, aunque sea de manera relativa, conciencia de este estado de cosas, ése es el comienzo del Trabajo. Una gran parte, en nosotros, no tiene ganas de estar en esta situación; sin embargo, recibirnos un llamado interior para abrirnos a ella, para “trabajar”. Cuanto más cuenta nos demos de ello, mejor para nosotros. Hay que regresar incesantemente a nuestra necesidad de conocernos y no dejar que todo se degrade con los yo no quiero… yo no puedo. Debemos aprender a deshacer esas artimañas.

Tal vez veamos que el sueño crea el sueño, y que la masa del sueño y el estado negativo que hay en nosotros pueden aumentar cada día.

Cuando trabajamos, percibimos la importancia, el lugar del trabajo en nosotros mismos. Él representa cada vez más la posibilidad de tener la experiencia de encontrarse uno mismo.
Descubrimos que este encuentro en el seno de nuestra propia vida es más precioso que todo el resto. 

Henriette Lannes 

4- Este texto se encuentra en el libro Gurdjieff: Textos compilados por Bruno de Pana/len, A. C. Editorial Ganesha, Caracas, 1997, pp. 428-430
5 G. I. Gurdjieff, Relatos de Belcebú a su nieto, Libro Tercero, A. C. Editorial Ganesba, Caracas, 2001, pp. 422.421.

Fuente: http://eneagramacuartocamino.wordpress.com/2014/04/23/el-trabajo-interior-henriette-lannes/